Amazon

miércoles, marzo 12, 2014

ALERGIA PRIMAVERAL, O FIEBRE DE HENO.

 La rinitis alérgica debida a desencadenantes en espacios abiertos, como el polen de las plantas. Este tipo de rinitis alérgica comúnmente se conoce como fiebre del heno.  PARA EVITAR ESTA AFECCIÓN QUE MUCHAS VECES SE VUELVE HASTA DISCAPACITANTE, ES NECESARIO PREPARAR NUESTRO ORGANISMO con anticipación, un par de meses antes, con las siguientes plantas medicinales que son por excelencia las mejores en estas rinitis alérgicas por el polen de las flores, ya que atacan las infecciones respiratorias y a la vez fortalecen el sistema inmunológico (suben las defensas)
ORTIGA MAYOR:  Urtica dioica, Infusión de 50 gr por litro de agua, dejando infudir  15 minutos, tomar de 3 a 4 tazas diarias.
EL TOMILLO:  Infusión de 20-30 gr de sumidades por litro de agua, se toman  hasta cinco tazas diarias.
EQUINÁCEA:
Decocción de 30 a 50 gr de raíz triturada por litro de agua de la que se toman de 3 a 5 tazas diarias.  En preparados farmacéuticos:  Normalmente la equinácea se presenta en diversas formas:  extracto fluído, tinturas, cápsulas, etc; en estos casos es necesario seguir las instrucciones del prospecto.