Social Icons

viernes, junio 08, 2012

ACEITE DE COCO CASERO

Cuando el coco está verde, la pulpa contiene mucha agua y su contenido de nutrientes es mucho menor.
Cuando el coco madura, la pulpa se hace más consistente, con menos agua y los nutrientes se hallan menos concentrados, en este momento la pulpa del coco contiene muchos hidratos de carbono y proteínas, sales minerales en las que se destaca, el magnesio, el calcio y el fósforo.

Por otro lado, el nutriente que más abunda en la pulpa del coco es la grasa,  de la que se extrae su aceite.
La mayor parte de los ácidos grasos del coco son saturados, sin embargo,son un tipo especial de ácidos grasos saturados de cadena corta y media, que no favorecen la producción del colesterol en el organismo, tal como lo hacen los ácidos grasos de larga cadena de origen animal, además, las grasas del coco se absorben y asimilan fácil y rápidamente.  Por lo tanto, no es correcto decir que la grasa del coco aumenta el colesterol de la sangre.  Uno de los mejores nutrientes del coco es el magnesio .  La mayor parte del magnesio del organismo se encuentra en los huesos, por lo tanto, el coco contribuye a la dureza de los huesos y al buen estado de los cartílagos que forman las articulaciones.

El aceite de coco, se puede usar sin temor, como  se ingiere el aceite de oliva; para cocinar, para ingerir por cucharadas para combatir el estreñimiento, los párasitos, la tos recurrente, el asma.  En aderezos de ensaladas;  para el crecimiento del cabello, para combatir las arrugas, la caspa y la caída del cabello, para rehidratarlo, para protección solar, para combatir los hongos en la piel y en el  sistema digestivo, para cicatrizar las heridas (es antibacteriano y antimocótico)...entre otros.

OTROS USOS MEDICINALES DEL ACEITE DE COCO