Social Icons

martes, agosto 16, 2011

Plantas para el ano y el recto

  El ano está rodeado por un grueso músculo, conocido  como efínger anal, capaz de actuar como una auténtica válvula controladora del paso de las heses.  Su  estructura la hace muy sensible a cualquier pequeña lesión en la mucosa que lo recubre, provocando un dolor muy intenso.  Tanto la porción inferior del recto como el ano, se hayan rodeados de una extensa red de pequeñas venas, conocidas como plexo hemorroidal.  Las dilataciones de dichas venas, constituyen auténticas varices anales, a las que se llaman hemorrides.
     Las plantas medicinales pueden contribuir de forma muy notable a la curación de las afecciones anorectales.  Las plantas que tonifican la circulación venosa, evitan la tendencia a la dilatación de las venas hemorroidales.  Las plantas con acción protectora capilar evitan el edema y la inflamación que suele acompañar a las hemorrides en la fase de inflamación aguda.  Aplicadas externamente en forma de baño de asiento o de compresas sobre el ano, las plantas astringentes y cicatrizantes, resultan muy útiles en el tratamiento de las hemorrides y de las fisuras de ano.