Amazon

lunes, junio 13, 2011

CAPUCHINA, PODEROSO ANTIBIÓTICO

La capuchina es originaria del Perú, Ecuador, México y Colombia, y llega a Europa como un legado del continente americano, llevada a través de los conquistadores españoles. Es muy común en climas fríos, pero no soporta las heladas. Produce un aceite esencial azufrado, de potente acción antibiótica el cual pasa a la sangre donde realiza su efecto antibiótico y es desechado por la orina. Impide el crecimiento y multiplicación antibacteriana. Actúa específicamente sobre las vías respiratorias, sinusitis, rinitis, faringitis y especialmente bronquitis, tanto agudas como crónicas (acción mucolítica) fluidifica la flema por lo tanto también se puede usar en resfriados, gripe, descongestiona los bronquios y calma la tos. Muy eficaz también en las infecciones del riñón y la vegiga. Además, tiene muchos otros usos, donde a probado ser altamente eficaz: En heridas, úlceras, como cicatrizante de la piel, devolviéndole la tersura y suavidad a las pieles secas. Además de esto, es muy efectiva en los tratamientos para la caída del cabello, devolviéndole la vitalidad y estimulando el bulbo piloso deteniendo la calvicie. Como contiene grandes cantidades de vitamina C, es un gran revitalizante (10 veces más vitamina C que el limón). Tal vez por ser revitalizante, se considera también una planta afrodisíaca. Una de sus aplicaciones más populares, es que es una reguladora del ciclo menstrual; las flores y los frutos de la capuchina normalizan las reglas, aplicando baños de asiento calientes (un puñado grande de flores y hojas por cada litro de agua son suficientes, repetir este tratamiento hasta normalizar el periodo.